CONOZCA EL SOL

NUESTRA GUÍA PARA DISFRUTAR DEL SOL DE FORMA SEGURA

Creemos que toda información es poca cuando se trata del sol y sus efectos potenciales sobre nosotros. A continuación ofrecemos información importante sobre el sol y cómo disfrutar de él de manera responsable.

  • EL SOL

    Las radiaciones UVA y UVB son términos que nos resultan familiares, pero… ¿qué significan y cómo nos afectan? Averígüelo aquí.. +

    • RADIACIÓN

      El sol proporciona a la Tierra la energía necesaria para la vida y es el principal factor que determina el clima y el tiempo del planeta. El sol no sólo envía luz visible a la Tierra, sino que también emite radiación invisible que puede tener un impacto negativo en nuestra salud si recibimos dosis demasiado altas. La radiación solar está formada por una amplia variedad de rayos. Algunos ni siquiera llegan a la Tierra porque los bloquea la capa de ozono. La radiación que alcanza la Tierra consiste en rayos visibles, rayos infrarrojos (IR) y rayos ultravioleta (UV). La radiación UV se divide a su vez entre los rayos UVA, UVB y UVC, en función de su longitud de onda. Los rayos UVC también los bloquea la capa de ozono.

      LUZ VISIBLE

      La luz visible comprende todos los colores que podemos ver a simple vista.

       

      RAYOS INFRARROJOS (IR)

      Los rayos infrarrojos (IR) transportan energía calorífica, que nos permite sentir el calor.

       

      RAYOS ULTRAVIOLETA (UV)

      Los rayos ultravioleta (UV) son invisibles y se dividen entre los rayos UVA, UVB y UVC. Los rayos UVA provocan daños en la piel a largo plazo, que incluyen cáncer de piel y envejecimiento prematuro de la misma, mientras que los rayos UVB son la principal causa de las quemaduras solares. A la superficie de la Tierra llegan aproximadamente 10 veces más rayos UVA que rayos UVB. Los rayos UVC son absorbidos por la atmósfera de la Tierra y no afectan a la piel.

      La intensidad de la radiación solar depende de diversos factores que incluyen: la época del año, hora del día, latitud, altitud, reflejos de la superficie terrestre y condiciones meteorológicas. Por ejemplo, el sol brilla más a mediodía y, a grandes alturas, la atmósfera es más fina y absorbe menos radiación UV.

       

      El 80% de los rayos UV puede traspasar las nubes

      La nieve limpia refleja hasta un 80% de los rayos UV

      El 60% de los rayos UV se produce entre las 10h y las 14h

      La radiación UV aumenta un 4% por cada 300 metros de altitud

       

      La sombra puede reducir más del 50% la exposición a los rayos UV

      A medio metro bajo el agua, los rayos UV aún tienen una intensidad del 40% respecto a la superficie

      La arena blanca refleja hasta el 15% de los rayos UV

      El agua refleja cerca del 25% de la radiación UV

      EFECTOS DEL SOL

      El sol permite que la vida sea posible en la Tierra, pero también puede tener efectos nocivos, especialmente si no nos protegemos suficientemente.

       

      EFECTOS INMEDIATOS

      Pigmentación inmediata
      El primer efecto de coloración provocado por la exposición al sol se conoce como “pigmentación inmediata”: es el color que aparece durante la exposición y desaparece en dos horas. Provocada por los rayos UVA y la luz visible, la pigmentación inmediata no protege contra las quemaduras solares.

       

      Oscurecimiento pigmentario persistente (PPD)

      El PPD aparece durante la exposición al sol y permanece durante unos cuantos días. No protege la piel.

       

      EFECTOS RETARDADOS

      Quemadura solar
      Si no se protege de las altas dosis de rayos UV, estos empezarán a penetrar las capas de la piel. Después, los vasos sanguíneos que hay debajo de la superficie de la piel se expandirán y verterán fluidos, provocando inflamación y enrojecimiento. La quemadura solar aparece normalmente entre las 2–6 horas después del inicio de la exposición, alcanzando su intensidad máxima a las 24–36 horas, y desaparece después de 3–5 días.

       

      Bronceado (Pigmentación retardada)
      El bronceado empieza de 3 a 5 días después de la exposición al sol, cuando determinadas células de la piel llamadas melanocitos, comienzan a sintetizar la melanina, el pigmento bronceador natural de la piel. A continuación, la melanina se transfiere a unas células próximas denominadas queratinocitos, el principal tipo de célula de la epidermis o capa superficial de la piel. A diferencia de la pigmentación inmediata, este tipo de bronceado ayuda a proteger contra los efectos nocivos de la radiación UV. Aunque el bronceado desaparece progresivamente, recuerde que las personas con un bronceado natural también deben utilizar un protector solar, ya que el bronceado natural no protege suficientemente contra la exposición a los rayos UV.

       

      EFECTOS A LARGO PLAZO

      Envejecimiento de la piel
      La exposición al sol juega un papel fundamental en el proceso de envejecimiento de la piel. Hasta el 90% de los signos visibles del envejecimiento se atribuyen a los efectos nocivos de la exposición al sol.

       

      Cáncer de piel (melanoma maligno)
      El cáncer de piel o melanoma maligno, parece estar causado por el deterioro de la estructura del ADN de las células de la piel que están expuestas al sol - apenas un 5% de los carcinomas aparece en áreas de la piel que no se exponen al sol. El deterioro de estas células de la piel provoca el crecimiento de células degeneradas que, a su vez, causan cáncer. En Europa, el cáncer de piel es más frecuente en el norte, donde la epidermis de la población tiende a contener menos pigmentación.

       

      EFECTOS ACCIDENTALES

      Intolerancias solares
      El tipo más común de erupción de la piel provocada por el sol es la leve erupción benigna de verano (BSLE). Es muy frecuente entre las mujeres jóvenes, en las que la BSLE se manifiesta en forma de pequeñas e irritantes erupciones en el cuello, la parte superior del pecho y la parte posterior de los antebrazos. Estos síntomas aparecen en las horas siguientes a una exposición intensa al sol y desaparecen al cabo de unos días.

      SOL DE MONTAÑA

      ¿Por qué la piel necesita cuidados especiales a gran altitud?


      Por cada 1,000 metros que subimos, la intensidad de los rayos solares aumenta hasta un 12%

      La nieve recién caída refleja los rayos ultravioleta del sol cinco veces más que la arena seca de la playa

      Hasta el 80% de la radiación solar puede traspasar una capa ligera de nubes

      El frío, el viento y el aire seco pueden reducir el nivel de hidratación de la piel en un 13%

      Fuentes: Índice UV solar mundial, OMS y evaluación clínica del nivel de hidratación, 12 personas

      El resultado
      La piel se deshidrata con facilidad. Se estresa a causa del sol y se vuelve roja y tensa. Para defender la piel contra el frío, el viento y el sol intenso se necesita un determinado tipo de protección.

      Utilice la protección solar adecuada
      En las montañas, su piel necesita una protección específica. Por eso es mejor utilizar una protección solar que le ayude a defender su piel contra el frío, el viento y el sol intenso. PIZ BUIN® MOUNTAIN le ayuda a proteger su piel cuando está a gran altitud en la montaña.

      Por favor, consulte nuestros consejos generales para la aplicación segura y eficaz de la protección solar.


  • SIEMPRE SEGURO BAJO EL SOL

    Los productos de protección solar PIZ BUIN® le proporcionan la protección solar que necesita, pero… ¿qué más puede hacer para garantizar la máxima seguridad bajo el sol? +

    • Protección solar

      ¿Cómo funcionan los filtros solares?

      La tecnología más importante utilizada en todos los fotoprotectores es el filtro UV. Los filtros UV pueden ser tanto químicos como físicos.

       

       

      kts_img_640_chemical_filter.png

       

      Filtro químico

      Los filtros químicos absorben los rayos ultravioletas (UV) y los convierten en rayos con mayor longitud de onda, que son menos perjudiciales para la piel.

       

       

      kts_img_640_psysical_filter.png

      Filtro físico

      Los filtros físicos reflejan, transmiten o absorben parcialmente la luz y pueden proteger tanto de los rayos UVA como UVB. Los dos filtros físicos más comunes son el dióxido de titanio y el óxido de zinc.

       

      ¿Qué significa el Factor de Protección Solar (SPF)?

      El factor de protección solar (SPF) especificado en el envase del protector solar indica el nivel de protección que ofrece contra los rayos UVB.

       

      En general, cuanto mayor sea el número SPF, mayor será la protección. Por lo tanto, un SPF 6 ó 10 ofrece una protección baja; un SPF 15, 20 ó 25 ofrece una protección media; un SPF 30 ó 50 ofrece una protección alta; y un SPF 50+ ofrece una protección muy alta. Esto se mide siguiendo un test estandarizado.

       

      El número SPF indica cuanto tiempo puede exponerse al sol sin riesgo de quemarse. Funciona calculando los minutos que normalmente tardaría su piel en empezar a quemarse si no llevara protección alguna (por ejemplo 15 minutos). A continuación, se multiplica esa cifra por el número SPF (en este caso, factor 6). Puesto que 15x6 = 90, cuanto antes de que empiece a quemarse. Dicho de otro modo, cuanto más alto sea el SPF, mayor será el tiempo de protección. Pero recuerde que esto son valores teóricos. En realidad el tiempo depende, entre otros factores, de su fototipo de piel y de la intensidad de los rayos ultravioleta en cada sitio.

       

      Para elegir el SPF correcto, debe tener en cuenta varios aspectos. El más importante es el fototipo de su piel que incluye: el tono antes de exponerse al sol, el color del cabello y de los ojos, y otros elementos. También es necesario pensar dónde va a ir de vacaciones y en qué época del año.

       

      ¿Qué significa “protección fotoestable”?

      Para proteger la piel, los protectores solares usan filtros UV que absorben la radiación solar. Cuando un protector solar se expone a la radiación, la estructura química de los filtros UV se puede alterar, rebajando su capacidad de protección.

       

      Un filtro solar fotoestable es capaz de resistir mejor los efectos de la exposición a los rayos UV, por lo que mantiene su nivel de protección.

       

      Todos los productos de protección solar PIZ BUIN® ofrecen protección fotoestable.

       

      ¿Qué significa “protección de amplio espectro”?

      Un protector solar con protección de amplio espectro significa que tiene la capacidad de proteger contra los efectos nocivos tanto de los rayos UVA (causantes del envejecimiento) como de los rayos UVB (causantes de quemaduras). Para que un producto de protección solar sea clasificado como de protección de amplio espectro, debe absorber o reflejar al menos un 90% de la radiación UV con una longitud de onda de entre 290 y 400 nanómetros (nm).

       

      Todos los protectores solares PIZ BUIN® ofrecen protección de amplio espectro.

       

      Resistencia al agua

      Es importante que el protector solar sea resistente al agua, ya que la radiación UV sigue siendo un 40% tan intensa a medio metro bajo el agua como en la superficie. También debe proteger la parte de su cuerpo que quede fuera del agua, debido a que ésta refleja un 25% de radiación UV y puede aumentar sus efectos nocivos.

       

      Prácticamente todos los productos de protección solar PIZ BUIN® son resistentes o extra-resistentes al agua, como por ejemplo nuestro nuevo PIZ BUIN WET SKIN® Spray Solar Transparente.

       

      *Los siguientes productos no son resistentes al agua: Spray Solar Allergy SPF30, Loción Bronceadora Bronze, Spray Bronceador Bronze, Aceite Seco Bronceador Bronze, Protector Labial Mountain SPF30.

       

      Consejos para disfrutar del sol de forma segura

      A menudo, ir de vacaciones significa exponerse al sol por primera vez tras un largo y frío invierno protegido con ropas de abrigo. Es importante dedicarle más atención a su piel antes de salir y asegurarse de que está lista para ese cambio tan drástico.

       

      Consejos para una aplicación correcta y eficaz del protector solar y una adecuada exposición al sol:

      1. Aplique el protector solar al menos 20 minutos antes de exponerse al sol para permitir su máxima absorción y protección.
      2. Asegúrese de aplicarse suficiente protector solar. Una cantidad insuficiente reduce el nivel de protección de manera significativa. Dedique más atención a las zonas más sensibles como orejas, nariz, hombros, escote y cuello.
      3. No descuide las zonas que resultan difíciles de alcanzar o fáciles de olvidar, como las orejas y los pies o la parte superior de la espalda.
      4. Vuelva a aplicarse el protector solar cada 2 horas. Hágalo con más frecuencia después de bañarse, sudar o secarse con una tolla.
      5. Intente evitar el intenso sol del mediodía, entre las 11 y las 15, durante los meses de verano o cuando esté de vacaciones en países tropicales.
      6. Si toma alguna medicación, consulte a su médico o farmacéutico para exponerse al sol con seguridad. Algunos medicamentos pueden provocar que la piel sea más sensible a los rayos solares.
      7. La exposición prolongada al sol puede poner en peligro su salud, así que evite permanecer bajo el sol demasiado tiempo, incluso si usa protector solar.
      8. Proteja a los niños. Son especialmente vulnerables a los efectos de la radiación UV, ya que acostumbran a pasar más tiempo al aire libre que los adultos. Los padres deben poner especial atención en protegerlos del sol utilizando ropa adecuada, gorras, gafas de sol y protectores solares. Mantener a los bebés y a los niños más pequeños alejados de la luz solar directa.

       

      Tipos de piel

      Los diferentes tipos de piel reaccionan al sol de distinta forma, de manera que el tipo de piel que tenga influye en cuanto tiempo puede estar al sol y en el tipo de protector solar que necesita.

       


  • PREGUNTAS FRECUENTES

    ¿Qué más debería saber a la hora de usar los productos de protección solar de PIZ BUIN®? +

    • ¿Utilizar un protector solar evita que me ponga moreno?

      Todo lo contrario. Aunque su piel cambie de color más despacio si usa protector solar, el bronceado obtenido es mejor y dura más tiempo porque el protector solar evita que su piel se queme y se descame. Algunos productos PIZ BUIN® incluso contienen ingredientes especiales que estimulan la producción natural y la distribución uniforme sobre la piel de los pigmentos responsables del bronceado.

       

      ¿Cuánto tiempo dura un protector solar antes de caducar?

      Depende de si el envase está abierto o no. Si no se ha abierto, no hay ningún problema. Todos los protectores solares PIZ BUIN® han sido probados de acuerdo con la legislación de la UE y tienen una vida útil de más de 30 meses. Si el envase ha permanecido abierto durante más de 12 meses, es necesario comprar un producto nuevo.

       

      ¿Puedo rebajar el índice de SPF a medida que me acostumbro al sol? ¿A qué ritmo?

      Puede rebajar el índice de protección gradualmente durante las vacaciones, tan pronto como su piel haya producido su propio sistema de defensa: el bronceado. Tras unos días de protección efectiva, pruebe a pasar de un nivel de protección alto a un nivel de protección medio. Pero recuerde que la piel bronceada también necesita filtros solares, puesto que el bronceado por sí solo no proporciona suficiente protección contra la radiación UV. Tenga en cuenta, además, que el índice SPF que necesita depende en gran medida de su fototipo de piel y de la intensidad de los rayos UV del lugar en el que se encuentra.

       

      Si no está seguro respecto al SPF correcto para su protector solar, escoja siempre el más alto.